HIDE
GRID_STYLE
HIDE_BLOG

Pages

Gobernantes retardatarios


Por:
Alejandro Murcia Niño
Abogado Especialista en Derecho Administrativo,  Derecho Disciplinario y Derecho Constitucional

Sin lugar a dudas, el problema generado por la falta de ingresos, terminará afectando ciclicamente la producción de  bienes y servicios, por ello, se requieren decisiones en el corto, mediano y largo plazo para reactivar la economía desde lo local.
Por estos días, algunos gobernantes, por su falta de conocimiento y competencia en lo público, se dedican solo a escuchar y copiar las malas ideas los líderes naturales del grupo político al que pertenecen, sin exponer ideas propias para apoyar desde lo local, al sector productivo. 
No se entiende, cómo en las ciudades capitales, sus alcaldes no reaccionan frente a la crisis social y económica, que desde ya se vive; no se proponen ideas con las que se mantenga el empleo y piensan erróneamente, que es un asunto de competencia de la Nación, y lo que es más ingenuo, algunos se dedican a argumentar que sus planes de desarrollo son la solución a la crisis, con la simplicidad de señalar cuántos empleos se crearán con la ejecución de obras públicas y cuanto dinero se invierte en las mismas.
Hasta la fecha, no se ha presentado ningún proyecto de acuerdo, que alivie el bolsillo de los comerciantes y la industria, no he escuchado proyecto alguno, que plantee la exención del impuesto de industria y comercio por una o dos vigencias a quienes mantengan los empleos de sus empresas, mucho menos se ha hablado de incentivos o exenciones al impuesto predial para aquellas empresas del sector salud que construyan hospitales y centros de atención médica, ni a las empresas o comerciantes que generen o conserven empleos.
Además de ello, es necesario cambiar el chip de la ejecución de los recursos, viabilizar la posibilidad que los municipios reciban obras por impuestos, como Villavicencio acertadamente lo realizó en las vigencias 2018 y 2019, disminuyendo los costos de las obras, generando empleo, y dando una dinámica distinta a la ejecución del presupuesto, sin trámites presupuestales innecesarios, ni actuaciones administrativas de contratación lentas; además son una excelente alternativa para las empresas que se dediquen a la construcción, y que deseen pagar sus impuestos de delineación urbana, predial e industria y comercio de esta manera.
Pareciera, que algunos alcaldes desconocen sus competencias frente a la autonomía fiscal que tienen los municipios,  y simplemente piensan ejecutar sus ingresos con la contratación de sus amigos.
Por demás, resulta vergonzoso que ningún alcalde o gobernador haya expedido siquiera un acto administrativo suspendiendo viáticos, avances, gastos de representación, contrataciones de asesoría de imagen y encuestas sobre percepción, lo que habla muy mal de ellos y desnuda su falta de sentido común.
Pd. En Colombia, hace carrera que los administradores de lo público, inviertan cuantiosos recursos en la imagen del representante de la entidad, y no en el mejoramiento del servicio a la comunidad, como si fuese un asunto de marketing e imagen gerencial, algo que contraría el fin del servicio público  y la correcta utilización de los recursos públicos; actuaciones que deben ser reprochables tanto en materia penal, fiscal y disciplinaria.

1 comentario

  1. Que buen y acertado comentario. Falta más seso y sentido común con un alta dosis de innovación

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante, compártela con nosotros, guardando respeto por los demás y cuidando tu lenguaje