HIDE
GRID_STYLE
HIDE_BLOG

Pages

Detener la deforestación en el Meta, un trabajo que no para


El fenómeno de deforestación en el Meta, se ha incrementado en los últimos años. Se cuenta con información de perdida de bosque natural desde el año 2013, fecha en el que se reportó una pérdida de 20.126 hectáreas para el departamento; un año más tarde la cifra descendió a 13.727 has, para un año más tarde, llegar a las 15.369 has.

Con el paso de los años las cifras no mejoran, 22.925 ha en el año 2016, 36.478 ha en el año 2017, y 44.712 hectáreas en el 2018, la cifra más alta de la última década.  En 2019 disminuyó la tendencia de deforestación con respecto al año 2018, ya que la pérdida correspondió a 29.061 hectáreas. Datos que han posicionado al Meta como uno de los departamentos con mayor pérdida de bosque en el país.

Y aunque tener estas cifras, no es alentador, es importante medir la situación, de tal forma, se tomen medidas que permitan detener la aniquilación de uno de los ecosistemas más importantes del mundo, el bioma amazónico. Por ello, desde la Cormacarena - la Autoridad Ambiental del Meta - se cuenta con monitoreos regionales a nivel trimestral que identifican los cambios de cobertura boscosa producto de la deforestación, resultados que se ven reflejados en los boletines dados por el IDEAM.

Dichos monitoreos han alertado para el 2021, la grave situación que en especial vive el La Macarena, donde se encuentra Caño Cristales, considerado un ecosistema único en el mundo, donde habitan por lo menos 20 especies endémicas, y existe el rio de los siete colores, nombre que surge de las diferentes tonalidades que se tornan en el espejo de agua por la planta Macarena Clavijera. Este municipio perdió por lo menos 451 hectáreas entre mayo y junio, seguido del municipio de Vistahermosa con 367 hectáreas deforestadas aproximadamente y de Mapiripán con 204 hectáreas. 

La dinámica de deforestación se acentúa en primer trimestre del año, dadas las condiciones climáticas donde la temporada seca se convierte en un factor que facilita el acceso al territorio, así mismo, las quemas se incrementan por la falta humedad y lluvias. Como ejemplo se identifica que, para el municipio de la Macarena, la deforestación representó para segundo trimestre al 4.2% de la deforestación de primer trimestre en todo el departamento.

“De acuerdo con los análisis realizados por la Fiscalía General de la Nación, el 63% de las áreas de mayor deforestación están ubicadas en la cuenca Amazónica y son territorios de injerencia armada y de desarrollo de las actividades ilícitas de las estructuras residuales disidentes de las desmovilizadas Farc (frentes 1, 7 14, 62, 16, 40 y 48), el grupo criminal denominado Los Puntilleros y algunas bandas narcotraficantes que coordinan la cadena de producción de estupefacientes”, así lo informa, la misma Fiscalía en su página web. 

Acciones para detener la deforestación

La Corporación ambiental del Meta ha realizado diferentes acciones para afrontar el difícil panorama que tienen los ecosistemas del departamento. La primera, se denomina Meta Verde, esta estrategia busca contribuir a la recuperación de las condiciones naturales de la flora para la conservación y la recuperación de la biodiversidad en el territorio, a través de la aplicación de mecanismos de pago por servicios ambientales, la reducción de la deforestación y la ampliación de la cobertura vegetal arbórea. Se espera la siembra de 10.000.000 árboles durante los próximos cuatro años, de los cuales se sembraron cerca de 450.000 en el 2021. 

Los 444.772 árboles, corresponden a 45 especies forestales nativas, de distribución comprobada en 429 hectáreas de 27 municipios, donde Puerto López y Puerto Gaitán han sido los municipios con mayor número de plántulas sembradas con 35.062 y 348.764 respectivamente.

Otra de las apuestas por proteger la riqueza natural de este territorio es la Alianza Sur del Meta conformada por la Gobernación, Parques Nacionales Naturales, Cormacarena y las alcaldías de estos municipios. La estrategia incluye la reconversión productiva, el fomento de la economía forestal a través del uso y aprovechamiento forestal comunitario del bosque. así como procesos de restauración de áreas de importancia ambiental, que propendan por un mejor vivir de la población de los municipios de Mapiripán, Uribe, La Macarena, Vistahermosa y Puerto Rico. 

Adicional a esto, Cormacarena trabaja en el establecimiento de seis viveros para la producción de material vegetal que suministren el material vegetal para los ejercicios de restauración. De estos seis viveros, cuatro son considerados por la entidad como viveros macro por su área y estarán ubicados en Villavicencio, Puerto López, La Macarena y San Juan de Arama. Los dos restantes, se consideran satélites y están ubicados en Puerto Rico y Mapiripán, de esta manera se da una cobertura general de las áreas del departamento, especialmente al sur del mismo.

No hay comentarios

Tu opinión es importante, compártela con nosotros, guardando respeto por los demás y cuidando tu lenguaje