HIDE
GRID_STYLE
HIDE_BLOG

Pages

Se empiezan a reactivar las finanzas del departamento


Un aumento cercano a los mil millones de pesos es lo que se evidenció durante los últimos dos meses de este año con relación al impuesto de registro en el departamento del Meta. Mientras que el recaudo en abril fue tan solo de 219 millones de pesos, al corte del 25 de junio, la cifra ya va en 1.303 millones de pesos. 

Este impuesto se aplica cuando las personas compran un bien o inmueble, lo deben registrar a nombre propio, ya que así tendrá validez para el Estado. El plazo para realizar el proceso es de 60 días luego del proceso de compra y solo cancelan el 1,3% del valor de compra del bien. 

“Hacemos un llamado para que quienes aún no ha hecho ese proceso lo realicen, porque este es tan solo el primer paso. Hemos evidenciado que en muchas ocasiones guardan sus escrituras en la casa, generando así intereses sobre el valor del impuesto y dificultades a futuro con sus bienes”, señaló Rosa Cortés, funcionaria de la Secretaría de Hacienda del Meta. 

De esta manera la ciudadanía está aportando a la reactivación de la economía de la región, ya que estos dineros se traducen en proyectos que impactan en beneficio de los municipios del Meta, por eso la invitación a tener una cultura de pago, puesto que permitirá que el Gobierno departamental financie iniciativas propuestas en su Plan de Desarrollo. 

Para este semestre, la Gobernación del Meta atendió cerca de 7.500 personas solo para este impuesto, en un trabajo de la mano con las notarías de Villavicencio, Acacías, San Martín y Puerto López e incluso fuera de la región, algunas de Bogotá.  

Los usuarios que tengan dudas frente a este pago las pueden acercarse al primer piso de la Gobernación del Meta,  con el cumplimiento de todos los protocolos de bioseguridad. Además, de manera virtual o telefónica: 681 85 00 ext:1902 y 1903, vur@meta.gov.co y www.abcpagos/registrometa 

No hay comentarios

Tu opinión es importante, compártela con nosotros, guardando respeto por los demás cuidando tu lenguaje