El Meta perdió 12 mil millones en recaudo por cierre de Vía al Llano


La disminución en los ingresos de departamento por concepto de recaudo de impuestos, causado por el cierre de la Vía al Llano que ya va a completar dos meses, fue uno de los temas tratados durante el informe presentado por el el secretario (e) de Competitividad y Desarrollo Económico del Meta, Iván Suárez, durante el comité ejecutivo de la Comisión Regional de Competitividad, Ciencia, Tecnología e Innovación adelantado en las últimas horas en la Gobernación del Meta.

Suárez explicó las medidas adoptadas hasta la fecha y que están orientadas a la mitigación de la crisis y la recuperación de la economía de la región, enfatizando que también se han afectado las finanzas del departamento por la baja del recaudo de renta propia, que eran recursos ya comprometidos a través de los certificados de disponibilidad presupuestal, y asignados especialmente a actividades de salud, educación y recreación. 

Durante el mes de junio la afectación ascendió a los 12.000 millones de pesos y uno de los recaudos más golpeados fue el impuesto de registro, toda vez que en enero se recaudaron 2.981 millones de pesos; en mayo cerca de 1.900 millones, y en junio apenas fueron 140 millones de pesos. Asimismo, que el impuesto al consumo de licores se redujo en un 43 por ciento.

“Esta situación fue presentada al Departamento Nacional de Planeación (DNP), porque lesiona la ejecución normal del plan de desarrollo y se requeriría una condición transitoria que permita atender los hechos, para lo cual estamos dispuestos a ir a la Asamblea del Meta para hacer el ajuste correspondiente”, reveló Iván Suárez, quien agregó que se trabaja para medir el impacto en restaurantes, el comercio, hoteles y prestación de servicios locales, entre otros, donde no hay información clara para entregar de manera contundente al Gobierno nacional. 

El funcionario resaltó la labor que viene adelantando la Asociación Nacional de Industriales de Colombia (ANDI), para construir una línea base con sus asociados, y dijo que medidas como la reducción en los precios de peajes y combustibles son insuficientes, y que actualmente se presentan sobrecostos de 130 mil pesos por tonelada transportada.

Suárez expresó que con la aprobación de 7.000 millones de pesos adicionales en subsidio se sostendrá el precio de frontera del combustible, y que se planteó la posibilidad de una segunda fase de medidas, por lo que sigue la tarea con la veeduría y una comisión para el establecimiento de cifras que posibiliten, con certeza, pero además con la argumentación y los soportes correspondientes, medir el verdadero impacto de la crisis.