HIDE
GRID_STYLE
HIDE_BLOG

Pages

Rellenos Sanitarios y su impacto en el ambiente del Meta


En el Meta, 25 de los 29 municipios, es decir el 86%, realiza la disposición final de residuos sólidos en rellenos sanitarios, mientras que, en el 14% restante se emplean sistemas a cielo abierto sin planes de manejo ambiental o planes de cierre y clausura aprobados.

Solo existen dos rellenos sanitarios autorizados en el departamento; el Parque Ecológico Reciclante (P.E.R), localizado en el municipio de Villavicencio y operado por la empresa Bioagrícola del Llano S.A. E.S.P.; y La Guaratara, en el municipio de Granada, bajo la operación de la Empresa de Servicios Públicos de Granada E.S.P.G S.A. E.S.P. 

En el Parque Ecológico Reciclante se disponen los residuos sólidos generados en 14 municipios del Meta, incluyendo Acacías, Cumaral, Puerto Gaitán, El Castillo, Cubarral, Guamal, entre otros; lo que representa el 45% del territorio. Por su parte, en el relleno sanitario La Guaratara se lleva a cabo la recepción y disposición final de los residuos provenientes de 13 municipios (42%), dentro de los cuales están San Martín, Lejanías, Puerto Lleras, San Juan de Arama y Uribe. En Villavicencio, además se disponen los residuos de tres municipios de Boyacá y cuatro de Cundinamarca. 

Adicionalmente, existen cuatro municipios que por su ubicación geográficas y condiciones, operan con sistemas de disposición final no autorizados, El Calvario, San Juanito, La Macarena y Mapiripán, cuentan con botaderos a cielo abierto, y sólo dos de ellos, están adelantando acciones para mejorar sus sistemas de basuras.

La situación en Colombia 

De acuerdo con las más recientes proyecciones entregadas por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, para el año 2018 el 97,8% de los residuos sólidos generados en Colombia fueron dispuestos en sitios autorizados; esto es en rellenos sanitarios, celdas de contingencia y plantas de tratamiento. Los rellenos sanitarios son los sistemas de disposición final con mayor cobertura; sin embargo, persiste la preocupación por la cantidad de sitios de disposición a cielo abierto que operan actualmente. 

Según la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, en el año 2017 se dispusieron en todo el territorio nacional un promedio de 30.081 Toneladas de residuos por día, siendo el 1,8% la fracción aportada por el departamento del Meta. Por su parte, para el año 2018, fue proyectado un promedio equivalente a 30.973 Ton/día, que representa un aumento del 2,88%. Las cifras calculadas indican que el departamento generó un promedio diario de 558 toneladas para el año 2017 y 606,72 toneladas en 2018.

Sobre los rellenos

El Parque Ecológico Reciclante, está ubicado en el Kilómetro 18 vía a Caños Negros, en la vereda San Juan Bosco, jurisdicción del municipio de Villavicencio. El relleno sanitario se constituye de seis zonas que ocupan 43,26 hectáreas, cada una subdividida en celdas con diferentes áreas de almacenamiento; de las cuales 34 de las 38 celdas construidas constan de un área mojada de residuos de 10.000 m2. La capacidad de disposición de este parque es de 7’198.230 toneladas de residuos sólidos (5’998.525 m3), proyectado para un tiempo de operación de 33 años.

Para el año 2019, fueron dispuestos en la zona II un total de 204.492,38 toneladas de residuos sólidos, de las cuales, el 71,77% corresponde a la fracción producida en el municipio de Villavicencio. Tomando como base el período comprendido de enero a diciembre de 2018 en el que se dispuso un total de 198.516,54 toneladas de residuos sólidos, es posible determinar un incremento global del 2,92%; no obstante, respecto al segundo semestre de 2018 fue registrado una disminución del 2,18 %.

Por su parte, el relleno sanitario La Guaratara, está ubicado en el predio denominado El Paraíso, en la vereda Alto Iríque, jurisdicción del municipio de Granada (Meta); a 3,5 Kilómetros del casco urbano. consta de un total de 13 celdas para la disposición final de residuos sólidos; 11 de ellas en estado de clausura, encontrándose la número 12 en operación y la número 13 en etapa constructiva. 

La fase A que comprende las primeras 10 celdas abarca 2,09 hectáreas y fue proyectada con una vida útil de 10 años. La celda No. 12 tiene un área de 150.000 m2 y se diseñó con una capacidad de almacenamiento equivalente a 44.748 m3; no obstante, desde el año 2015, su vida útil ha sido ampliada cuatro años y 11 meses, alcanzando para el mes de septiembre de 2020, un volumen dispuesto de 98.064,59 m3, es decir, un 54,37% por encima de su capacidad inicial.

La labor de Cormacarena

La Autoridad Ambiental del Meta, realiza constante seguimiento a las labores y operación de estos rellenos. El control es constante, tanto que, en el último periodo, realizó visita en Granada, haciendo al Relleno la Gualatara diferentes observaciones, que, de no ser corregidas, pueden generar el cierre de este importante centro de operaciones de material y residuos sólidos.

Adicional a esto, junto a la Gobernación del Meta, Cámara de Comercio, y Bioagricola iniciaran un plan piloto para motivar en la ciudadanía el correcto manejo de los residuos sólidos. Dicha estrategia iniciará en el sector de Amarilo en la ciudad de Villavicencio e incluirá jornadas de capacitación para conocer la Resolución No. 2184, que unifica el código de colores para la separación de residuos en la fuente a nivel nacional.

La nueva directriz del gobierno nacional que fue expedida por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Territorial contempla el uso de sólo tres colores, blanco, negro y verde.

Color blanco: Para depositar los residuos aprovechables como plástico, vidrio, metales, papel y cartón.

Color negro: Para depositar residuos no aprovechables como el papel higiénico; servilletas, papeles y cartones contaminados con comida; papeles metalizados, entre otros.

Color verde: Para depositar residuos orgánicos aprovechables como los restos de comida, desechos agrícolas etc.


No hay comentarios

Tu opinión es importante, compártela con nosotros, guardando respeto por los demás y cuidando tu lenguaje