HIDE
GRID_STYLE
HIDE_BLOG

Pages

El misterio que rodea la muerte de Jackeline Quin


El pasado primero de noviembre, la familia de Jackeline Quin Sánchez Quintero, una administradora de empresas y trabajadora independiente de 50 años, reportó su desaparición. La mujer les contó a sus allegados que viajaría de Bogotá a Villavicencio para pasar en el llano el puente festivo de Halloween, pero, una vez en la capital del Meta, no volvieron a saber de ella. 

Al menos hasta el 8 de noviembre, cuando las autoridades la hallaron muerta en el municipio de Tenza, Boyacá.


La historia de la desaparición y muerte de Jackeline Quin, cuyas causas determinará la Policía Judicial, de acuerdo con el coronel Germán Jaramillo Wilches, comandante de la Policía de Boyacá, comenzó el jueves 29 de octubre, fecha en la que se dirigió de Bogotá a Villavicencio para pasar unos días de descanso. Así lo comunicó a los medios su hermana, Carolina Quin, quien aseguró haber conversado con Jackeline por última vez el viernes 30 de octubre a las 2:00 p.m.


"Ella jamás nos reportó ninguna preocupación o algo que la estuviera teniendo en amenaza", dijo Carolina. 


De acuerdo con la hermana de la fallecida, después de la conversación telefónica del viernes, Jackeline la volvió a llamar, pero ella no alcanzó a contestar. Desde ese instante, su familia hizo lo posible para volver a comunicarse con ella, pero no fue posible, razón por la cual comenzaron a buscarla, y, el primero de noviembre, notificaron a la Policía de lo sucedido.


“Ella jamás nos reportó ninguna preocupación o algo que la estuviera teniendo en amenaza, problema o peligro”, sostuvo Carolina Quin a los medios. Según ella, el que viajara sola a Villavicencio, ni siquiera era extraño, pues era habitual que “buscara lugares para pasar días de tranquilidad”.


El vehículo de Jackeline fue hallado en Boyacá


La desaparición de Jackeline preocupó todavía más a su familia luego de que, el 6 de noviembre, tras días de búsqueda, las autoridades hallaran el vehículo en el que ella viajó a Villavicencio en un paraje del municipio de Tenza, Boyacá: a unos 189 kilómetros de la capital.


De acuerdo con Carolina Quin, el vehículo Volvo color plata metalizado, a simple vista, no presentaba indicios de haber sido violentado o de haber estado involucrado en un accidente.


“El carro es el de ella, fue ubicado en un camino veredal, y estaba cerrado, en buenas condiciones (...). El vehículo ahora está en manos de las autoridades, quienes están avanzando en las pesquisas necesarias para que nos cuenten algo que nos de pistas de qué pasó con mi hermana”, sostuvo.


El hallazgo del automotor, al parecer, sirvió a las autoridades para dar con el cuerpo de Jackeline Quin, que el pasado 8 de noviembre fue hallado en un sector cercano de donde se ubicó el Volvo de placas CZW157 días atrás.


“El cuerpo de la mujer corresponde al de la señora Jacqueline Quin Sánchez Quintero, quien había sido reportada como desaparecida en Villavicencio por sus familiares, en días anteriores”, confirmó el Departamento de la Policía del departamento de Boyacá.


Ahora, según las declaraciones de Enrique Quin, hermano de Jackeline, para Caracol Radio, “el caso de mi hermana está bajo la investigación de las autoridades, del CTI y de la Policía, y esperamos que avancen las investigaciones para conocer qué sucedió exactamente”. 

No hay comentarios

Tu opinión es importante, compártela con nosotros, guardando respeto por los demás y cuidando tu lenguaje