Gobierno Duque aumentará pie de fuerza policial


Multiplicar Esmad y 34.000 policías más: la nueva política de seguridad ciudadana
El presidente Iván Duque presentó la nueva Política de Seguridad Ciudadana que contempla, además, cambios en las funciones de tránsito desarrolladas por la Policía Nacional, entre otras novedades.

Esta política fue presentada por el presidente Iván Duque el viernes pasado en Medellín, y  tiene el propósito de reducir los índices en delitos como el hurto a mano armada, además del consumo y tráfico de drogas en todo el territorio nacional. 

En el documento, se establece el fortalecimiento de la capacidad del Esmad, multiplicando el número de escuadrones móviles antidisturbios e intensificando su entrenamiento. Aunque se conoció que habrá un enfoque especial en la formación de estos hombres sobre el uso debido de la fuerza y el respeto de los derechos humanos.

Además, el Ministerio de Defensa, con apoyo del Ministerio de Salud, diseñará y ejecutará el programa de promoción de la salud mental para el personal uniformado que tiene contacto regular y frecuente con la ciudadanía.

Así mismo, el Gobierno estudia un aumento de cerca de 34.000 nuevos uniformados y el desmonte gradual de la policía de tránsito.

Este sería el 'Plan 34.000' que propone Duque 

1. Incorporar policías profesionales y auxiliares para compensar el retiro de personal. luego de que el Consejo de Estado en 2018 determinara que los policías pueden pedir su retiro tras cumplir un periodo de tiempo de servicio entre 15 y 20 años.

2. Compensar el retiro ordinario de policías que cumplen el tiempo de servicio para “recuperar el pie de fuerza y poder atender los requerimientos ciudadanos y el control del delito”. 

3. Las funciones administrativas en las estaciones de policía serán desarrolladas por personal en retiro y patrulleros para que los uniformados puedan salir a cumplir labores de vigilancia en las calles y veredas.

4. La presencia de policía en eventos con aglomeración de público será complementaria y excepcional. Es decir, que la seguridad la deberá garantizar quien organice el evento a través de una empresa de vigilancia privada.

5. La policía dejará de integrar esquemas de seguridad y pasará de lleno a cumplir funciones de vigilancia. La responsabilidad de protección de personas será asumida en su totalidad por la Unidad Nacional de Protección o por la entidad que cumpla esa función.