Contratista al que le decomisaron carne en mal estado seguirá con PAE en Cundinamarca


Tras el decomiso de tres toneladas de carne no apta para el consumo humano, la Gobernación anunció que investigará lo ocurrido y precisó que el alimento no llegó a los colegios
Luego de que en días pasados las autoridades en Cundinamarca anunciaran el decomiso de más de tres toneladas de carne bovina no aptas para el consumo humano, las cuales serían distribuidas en colegios de este departamento, la Fundación Vive Colombia –empresa a cargo del programa de alimentación escolar (PAE)– seguirá al frente del manejo del proyecto. Sin embargo, la Gobernación anunció que investigará lo ocurrido y precisó que el alimento no alcanzó a llegar a las instituciones, así lo indicó el portal ElEspectador.com.

Según el portal, la Secretaría de Educación departamental ha realizado actividades de supervisión y visitas periódicas a los colegios y bodegas para verificar el estado de los productos. La Gobernación señaló además que, muestra de tal vigilancia, es que no se han presentado incidentes relacionados con la ingesta de alimentos que comprometan la salud y el bienestar de los estudiantes.

“Dentro del mismo proceso de supervisión, el equipo técnico de la Secretaría de Educación ha cumplido con el seguimiento a las obligaciones contractuales del operador, lo que ha conllevado a más de 40 requerimientos para que este garantice el cabal cumplimento de los compromisos”, declaró la administración departamental.

Según advirtió el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), la carne en mal estado era almacenada en una bodega ubicada en un parque industrial de Mosquera (Cundinamarca), donde se pudo verificar que se estaba comercializando sin el tratamiento físico, químico y microbiológico requerido, razón por la cual no era apta para el consumo humano.

“Con estas acciones el Invima evitó el consumo de carne que podría afectar la salud de muchos niños de Cundinamarca”, declaró el director general del Invima, Javier Humberto Guzmán.

La Gobernación indicó a su turno que ha realizado aleatoria y continuamente, la toma de contra-muestras de alimentos preparados en las sedes educativas y aclaró que la comunidad estudiantil actualmente se encuentra en periodo de vacaciones (desde el 8 de junio hasta el 3 de julio), por lo que se suspende el suministro de alimentos por parte del operador en las 282 instituciones educativas del departamento.

“En consecuencia, se suspenden también las labores de monitoreo y control, como es natural, típicas de la supervisión, a la bodega donde se almacenan los productos que abastecen el programa PAE Cundinamarca. Las mismas son retomadas días antes a la reactivación del calendario escolar, con el fin de garantizar que los productos lleguen al destino final, bajo los estándares de calidad exigidos”, precisó el gobierno departamental. 

Fuente: ElEspectador.com