Corredor ecológico: un proyecto con gran impacto en la movilidad y el urbanismo


La construcción del primer tramo del corredor ecológico universitario entre el río Ocoa y el cruce El Palmar, en Villavicencio, en cuya obra se invertirán 23.349 millones de pesos aportados por la Gobernación del Meta a través de un convenio suscrito con el municipio, repercutirá favorablemente en la movilidad y el desarrollo urbanístico de ese sector de la capital metense.
El proyecto está localizado en la Comuna Siete de Villavicencio, se ejecutará en un trayecto de 4,39 kilómetros de longitud y tiene por objeto mejorar el trazado de la vía existente, ampliándola para reacondicionar el tráfico actual y proyectando una ciclorruta en la margen derecha de la carretera.

Los diseños contemplan una calzada de dos carriles, cada uno de 3,65 metros en cada sentido, aprovechando de la mejor manera el trazado actual e incluyendo la mencionada ciclorruta de 3,0 metros de ancho con berma.

La obra tiene su origen en el estribo derecho del río Ocoa, transcurriendo generalmente paralelo al eje de la vía existente desplazándose a su izquierda o derecha y contempla la instalación de alumbrado público.

Igualmente, el proyecto incluye la ampliación de un puente y la construcción de cuatro pontones sobre el río Ocoa y los caños Corcovado, Loro  y Los Tubos, así como la adquisición de predios necesarios para su ejecución.