De los trinos de Zuluaga


Sorpresivamente esta semana, y después de 2 meses de haber terminado su gestión, reaparece el ex alcalde Juan Guillermo Zuluaga, hablando en un medio de comunicación, dirigiéndose a los ciudadanos como en "Aló Alcalde", en un tono por demás sobrado y soberbio, que no admite discusión.

Uno no puede negar lo innegable; Zuluaga fue un buen alcalde en términos generales, y deja al municipio obras que seguramente le cambiaron la cara a la ciudad. Su autoridad y diligencia para ejecutar fue tan sobresaliente, como su afán de figuración en la opinión pública, lo cual es típico y hasta entendible en un político que como el ex Alcalde Zuluaga, ambiciona seguir escalando en su promisoria carrera política.

Pero una cosa es que el señor Zuluaga quiera seguir figurando en los medios de comunicación, y otra muy diferente, es que se venga laza en ristre contra la actual administración que encabeza Wilmar Barbosa, queriendo fungir como víctima de una campaña sucia de desprestigio, cuando no hubo una campaña más agresiva y sucia que la de el señor Fernando Rivera.

Para nadie es un secreto que Rivera contó con todo el equipo de gobierno municipal para su proyecto, pero su campaña terminó siendo un fiasco por motivos que a la final ni vienen al caso, y en últimas, son motivos que los electores finalmente evaluaron, lo que llevó a la debacle del candidato del señor Zuluaga.

Vamos a los trinos; dice el señor Juan Guillermo Zuluaga, que le están quitando las placas de las obras que él hizo, es decir; está añorando un protagonismo que hoy le es efímero, y uno se pregunta: ¿Qué acaso en su gobierno, las obras de su antecesor Raul Franco Roa se vieron reflejadas en algún momento? 

Le recuerdo amigo Juan Guillermo Zuluaga que usted duró dos años inaugurando obras que habían sido concebidas y gestionadas en la administración de Franco Roa, y el nombre de este señor no salió de su boca sino cuando la gente de San Atonio le reclamó a usted por la demora en la entrega de los apartamentos, y ahí si descargó usted toda la responsabilidad en la administración de Franco Roa.

-Dice además Juan Guillermo Zuluaga en sus trinos, que todo en su administración fue perfecto financieramente, y que por eso la doctora Dolly Forero fue llamada para hacer parte de la administración de Wilmar Barbosa. Aquí es donde le da risa al caballo; Señor Zuluaga, el pueblo no come tanto cuento, déjeme decirle que la doctora Forero fue nombrada por usted no solo por las capacidades de esta gran mujer, sino también por temas del partido de la U, como cuota de Jaime Rodríguez, y este señor después estuvo apoyando la campaña de Wilmar Barbosa, por lo cual la señora forero renunció a su administración a tiempo, para irse a trabajar en la campaña de Wilmar. Eso es todo.

Recuerde además señor Juan Guillermo que uno de los grandes pecados financieros de su administración fue haber dejado sin sueldo (justo en navidad) a miles de funcionarios del sector de la docencia, y eso no es culpa de Dolly Forero, la responsabilidad de como se invertía la plata de los maestros era suya como Alcalde, porque finalmente era usted quien tomaba las decisiones.

-Dice usted, señor Juan Guillermo Zuluaga, que le preocupa que se privatice la EAAV, algo que evidentemente sería lamentable. Agrega textualmente que "allá en la EAAV está el rey del leasing, y todo este mal ambiente que están generando" Refiriéndose seguramente a Jacobo Matus, un hombre que hasta ahora ha demostrado criterio y amor por la empresa que en algún momento usted también consideró privatizar, y que si no lo hizo creo yo, fue por no afectar este "fortín político" llamado EAAV, favoreciendo la imagen del señor Rivera.

Lo que no cuenta, señor Zuluaga, es que usted mismo la quiso llevar a la inviabilidad cuando a finales de su mandato el año pasado, realizó nombramientos a diestra y siniestra, creando más carga laboral a una empresa que entre otras tiene más del 50 por ciento de su servicio como "Agua no contabilizada". 

Habla de privatización, y usted en su afán casi colonialista, le quitó los acueductos de la comuna 8 a los habitantes, para poder facturar más.

Esto explica lo del crecimiento de usuarios del que usted se jacta. en palabras castizas: Clavar al pueblo en más servicios básicos, vender contadores de agua y bla, bla y bla. 

Es más; si de privatizaciones se trata, le recuerdo que usted se cagó en la ciudad con el tema de las zonas azules, cediendo a los particulares un espacio que nos pertenece a todos los villavicenses. 

Por último -porque se me vuelve ladrillo esta columna-, dice usted en sus trinos: "Y ahora cada vez que salgan a decir mentiras, yo saldré a decirles mentirosos, con cifras con hechos..."

Aquí sí me le quito el sombrero, -en mi caso, la boina- porque eso es algo que esperamos todos los villavicenses. Que usted nos cuente con cifras, cuántos parques le dejó usted al barrio San Benito, al que sí le clavó con su POT una zona lúdica y de comercio sexual, a un sector por el que a diario transitan miles de estudiantes. 

Cuéntenos con cifras por qué contrató la pavimentación de la calle 35 o Avenida a Catama, sin tener en cuenta que hay que renovar primero el alcantarillado de aguas lluvias?

Díganos con cifras porqué hasta hoy el Espacio Público de la ciudad es un caos, luego de su política de garrote, que tan "efectivamente" ejecutó el coronel Ayala? y no me venga con el cuento de las casetas para los vendedores informales, porque esas las pagaron (y están pagando) Pacífic Rubiales, y los propios comerciantes informales.

Señor ex Alcalde Juan Guillermo Zuluaga, usted fue buen mandatario en reglas generales; en mas, sé que usted va a llegar lejos porque está joven, porque tiene temple, y sobre todo, un discurso que sabe ganar adeptos. Pero no venga ahora a fungir de víctima de matoneo, o de difamación, porque en su administración hubo errores, y muchos, tanto, que hoy solo me atrevo a rescatar el trabajo del coronel Sandoval y la doctora Cristina Losada, frente a la Secretaría de Gobierno, desde donde ganamos mucho en materia de seguridad y convivencia. Pero no hable de matoneo, ni nos quiera vender la imagen de víctima, porque de eso sí sabemos los periodistas que alguna vez nos atrevimos a cuestionarlo, hecho que nos relegó a permanecer alejados de su equipo de prensa, donde solo tenía cabida quien estuviera con usted y sus políticas, porque a vuestra merced le gusta ser halagado, pero eso de que le cuestionen, pocón pocón. ¡He dicho!

Por Leonel Uriel Alzate Herrera*


Periodista Asopemet -