Por no cumplir con requerimientos técnicos Villavivienda no recibió casa en Pinares de Oriente


Por una serie de deficiencias detectadas en varias casas y por inconvenientes protagonizados por algunas personas beneficiarias, el gerente de Villavivienda, Felipe Suescún Torres, se abstuvo de firmar el acta de recibo oficial de las 98 viviendas de la primera fase del proyecto habitacional Pinares de Oriente. 

Durante el recorrido de revisión de cada una de las viviendas, acto que estuvo acompañado por representantes de la Procuraduría Regional, la Defensoría Regional del Pueblo y la Personería municipal, entre otras entidades, así como por los beneficiarios, se detectaron fallas como tejas averiadas, chapas que no funcionan debidamente, grifos con goteras, entre otros detalles, por lo cual se otorgó una prórroga de cinco días a la constructora Provento S.A. para que las solucione en el curso de esta semana y, ahí sí, poder suscribir el acta de recibo de todas las viviendas.

Suescún Torres manifestó que al atardecer del sábado pasado, sin estar autorizadas, varias familias se ‘tomaron’ las casas que están en revisión, motivo por el cual intervino la Policía para que las desocuparan, pero la Defensoría Regional del Pueblo no lo permitió y aún permanecen en dichas viviendas, obstaculizando los trabajos que se les debe realizar durante esta semana.

Ante esta situación, el gerente de Villavivienda precisó que mañana martes hará una nueva visita a las viviendas para corroborar las reparaciones pendientes que permitan recibir las casas, mientras que este jueves se reunirá con representantes del Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade) y los organismos de control, para dialogar e invitar a las familias que se tomaron las viviendas a que las desocupen, con el fin de proseguir con el proceso y que se puedan finalmente entregar oficialmente a los beneficiarios el próximo 20 de marzo, tal como se había previsto entre todas las entidades involucradas y los mismos adjudicatarios.