“El Niño se intensificará por eso debemos ahorrar agua y energía”, Presidente Santos


El Mandatario dijo que el fenómeno climático es el segundo más fuerte en la historia y pidió a los colombianos poner su granito de arena para enfrentarlo.
El Presidente Juan Manuel Santos reiteró hoy su llamado a todos los colombianos, para que ahorren agua y energía con el fin de disminuir los rigores del Fenómeno de El Niño.

“Esa actitud de responsabilidad de ahorrar agua es fundamental, si queremos mitigar el efecto de este Niño en los próximos meses y tratar de buscar la forma para que la ciudadanía se afecte lo menos posible”, afirmó el Mandatario al dar al servicio tres pozos de agua en la capital del Magdalena.

Durante su intervención el Jefe del Estado subrayó que “todos tenemos que colaborar. Por eso, nuevamente, veo que muchas ciudades, muchas poblaciones todavía tienen luces navideñas prendida. ¡Por favor apaguen las luces, ahorremos energía!, que si ahorramos energía podemos evitar el racionamiento que nos afectaría en forma grave a todos”.

Tras agradecer el esfuerzo realizado por las diferentes instituciones para disminuir los efectos del Fenómeno de El Niño, el Presidente advirtió que “lo peor está por venir; infortunadamente la sequía es de un efecto acumulativo y estamos viendo El Niño en su máxima intensidad en este momento, pero se va a mantener así por lo menos dos meses, entonces la situación tiende a agravarse”.

Pidió a todas las entidades e instituciones mantenerse en alerta máximo y puso de presente que “este Niño es el segundo más fuerte en toda la historia”.

Así mismo, le indicó a la ciudadanía no dejarse engañar algunas lluvias caídas en estos días y recalcó que  “El Niño está en su máxima intensidad”.

Señaló, como ejemplo, que en “Puerto Salgar la temperatura llegó a 45 grados, nunca antes en la historia de Colombia habíamos tenido una temperatura tan alta”.

Con respecto a los embalses explicó que se encuentran en un nivel del 60.8 por ciento, lo que “no nos permite tener una gran tranquilidad, pero tampoco una grave preocupación”.

Y añadió que es una alerta, “si esto sigue tenemos que tomar medidas adicionales para evitar el racionamiento”.

También afirmó que las térmicas funcionan a una capacidad bastante alta, para “preservar, en la medida de lo posible, agua en los embalses”.