Tres entidades se unen por la fauna del Meta


Cormacarena, Bioparque los Ocarros y la Reserva Forestal las Unamas devolvieron a su hábitat a 4 especies silvestres.
Como parte de la estrategia de conservación y preservación de fauna silvestre, Cormacarena, el bioparque los Ocarros y la Reserva Forestal las Unamas liberaron en el municipio de San Martín tres tigrillos, una anaconda, dos morrocoyes y un halcón.

Estas especies tuvieron un proceso de readaptación a su hábitat silvestre, labor realizada por la autoridad ambiental y el bioparque los Ocarros quienes hacen estudios a estos animales con revisión médica y en el momento adecuado se ubican en su entorno natural para mantener las especies.

Cormacarena quiere de manera sintetizada destacar la importancia de los animales silvestres, la cual se aborda desde diferentes puntos de vista. Aquí algunos de ellos:

1. Componente evolutivo: Las especies silvestres de nuestro territorio son el resultado de un prolongado proceso de evolución biológica, impulsada por la selección natural, que los ha llevado a la adaptación con el ajuste de procesos biológicos por lo que se constituyen en parte de nuestra biodiversidad que es la base de nuestra propia existencia como raza humana.

2. Componente ecosistémico: De otra parte, uno de los argumentos que con mayor frecuencia es empleado para difundir la importancia de este recurso natural, es que la fauna silvestre cuenta con un valor intrínseco por ser uno de los componentes de la Biodiversidad mundial, que es considerada como el capital biológico del mundo. Los animales silvestres son parte integral de las áreas que habitan y ayudan a mantener el equilibrio ecológico en esos mismos lugares. Por supuesto, su desaparición repentina produce alteraciones generalmente irrecuperables a los ecosistemas y, por consiguiente, los servicios ambientales se reducen en su oferta.

3. Componente social: Los animales han acompañado el desarrollo de las poblaciones humanas a través de los años y son parte de su cotidianidad, pero en el caso particular de los animales silvestres, su presencia va más allá del simple acompañamiento y hace parte esencial de su cultura. La fauna silvestre se encuentra en diversas manifestaciones narrativas, escritas, musicales, artísticas y estéticas de diferentes culturas, incluso, ha sido integrada a las cosmovisiones de diferentes culturas indígenas que la relacionan con su forma de entender e interpretar su propia naturaleza.