Madres comunitarias de Villavicencio siguen sin recibir pagos


Son 100 madres entre sustitutas y comunitarias que se ven afectadas por el no pago de sus mesadas.
Estas madres al servicio del ICBF en la capital llanera llevan varios meses sin que la entidad les haga el pago de su mesada viéndose obligadas a poner de su propio bolsillo dinero para el sostenimiento de los pequeños que se encuentran a su cuidado.

Según Naidú Albarracín, las madres entre las cuales se cuentan sustitutas, tutoras, fami y comunitarias deben responder ante el ICBF por la alimentación de los pequeños a su cargo, garantizar condiciones dignas de higiene y aseo y mantener los servicios públicos al día, muy a pesar de que la misma entidad aún les adeuda los pagos correspondientes a sus servicios.

"Nosotras debemos responderle al ICBF por los niños, a ellos no les interesa que no tengamos dinero, el director regional no da la cara para aclararnos cuando nos pagarán nuestras mesadas, pero eso sí, si yo no atiendo los niños ahí si vienen con todo el rigor y me sacan del programa", aclaró Albarracín.