Desactivan campo minado de las Farc con 240 kilos de explosivo



Foto: Ejército Nacional
El campo minado fue instalado dos meses atrás, por integrantes del frente 62 de las Farc, sin embargo aún estaba activo y podía ser detonado a voluntad a través de un cable de mando.
El hecho se registró en la vereda Alto de Morrocoy, municipio de la Macarena en el departamento del Meta, donde técnicos anti-explosivos con el apoyo de caninos de la Fuerza de Despliegue Rápido lograron ubicar un campo minado tipo ‘camándula’ que habría sido instalado por integrantes del frente 62 de las Farc que delinque en este sector.

El campo minado estaba compuesto por 12 artefactos explosivos de fabricación casera interconectados, con un peso aproximado de 20 kilos cada uno, para un total de 240  kilos de explosivo tipo ANFO, caracterizado por su alto poder destructivo y amplio rango de destrucción.

Así mismo, se pudo establecer que el área preparada se distribuía a lo largo de 200 metros sobre un paso obligado y podía ser detonado a voluntad desde una distancia de 600 metros, hasta donde llegaron los técnicos anti-explosivos siguiendo el rastro del cable dúplex que condujo al detonador. 



Los artefactos fueron destruidos de forma controlada, evitando de esta forma que personal civil y militar sufrieran lesiones graves, inclusive la muerte luego de la detonación de este campo minado que tenía como único objetivo causar daño de cualquier tipo.